CARRERA ALLEYCAT JUNIO 2013

Volví a tener esperanza en la humanidad.  En un momento de la noche una de las organizadoras del evento me pregunta: “¿Estás aburrido? Querías hacer algo más de sábado?”
No podía estar más equivocada.

El pasado 8 de junio, se realizó la competencia clandestina de bicicletas “Alleycat” numero X (X porque ha sido tan clandestina que ni el organizador se acordaba cuál era).

Creisi man Nuyor.

Un parche que no conocíamos, el Alleycat es una competencia que se realiza esporádicamente desde hace varios años reuniendo amigos, aficionados y adictos a las bicicletas a correr por la ciudad completando un circuito que sólo conocen hasta el arranque de la carrera (se tuvieron que pelear una caja sellada con cinta de electricidad, con un numero de formatos de ruta menor a la cantidad de participantes y papel periódico para despistar ).

La manada corriendo detrás de la caja que contiene los papeles con la ruta.

Arranca!!!

Desde la llegada se siente una energía diferente y bacana.  Mientras muchos buscamos cambiar nuestra rutina de lunes a viernes por la rutina de  fin de semana buscando fiesta, otras personas montan bicicleta.

No competí, ni hago parte de esta comunidad. Sin embargo sentí ese ideal de hacer las cosas por amor a algo y con ese espíritu más que independiente de hacerlo porque se quiere, porque nace y porque hay una vida más chimba en la calle.  Mucha amistad, positivismo, deporte… era el parche mas original de la noche en la ciudad.

Primer puesto!

Parte de la magia de todo era pensar que algo tan bacano existe y pocas personas lo saben.  La carrera tiene pocos formalismos; incluso por esto casi terminan en golpes unos organizadores, pero no importaba.  Todo se sumaba a la personalidad de la carrera.  Competidores llegaban jadeando y felices. Unos tomaban su pola, a otros no les hacía falta.  Unos fumaban su porro, a otros no les hacía falta. Todos parchaban. El dinero recogido de la inscripción se entregó en premios junto a galletitas, joyas de fantasía, tatuajes, maletas de mensajero y otros que fueron recibidos por los ganadores entre los aplausos de los asistentes.

“Esto no es Nuyor hjptttttt!!!…”

Llega el primer puesto!

Terminamos la noche entre copas  y bicicletas.  Entre unos más locos que otros y con la satisfacción de conocer parches que motivan a seguir haciendo cosas para otro tipo de vida.

No queremos revelar mucho del evento ya que en eso está su magia; pero si ud es de los que les gusta rodar por la ciudad, esté pendiente que le puede llegar un volante en fotocopia invitándolo a uno de los parches más bacanos que hay.

Aquí los dejamos con más fotos de la noche:

2do ganador!

 

 

Muchas gracias a Diego y Johannita por la invitación y permitirnos hacer parte de la corrida!  Felicitaciones a todos los ganadores, saludos a todos los competidores y patrocinadores, estaremos atentos al próximo Alleycat!!

Click para ver grande

 



Deja una Respuesta