CONOCIENDO EL SINDICATO HARDCORE

Textos: Volketa  Fotografía: La Sucursal

El sábado 28 y domingo 29 de enero del 2012 se llevó a cabo un evento llamado “El Sindicato Hardcore”.  Varias agrupaciones nacionales y otras internacionales compartirían escenario durante dos días en el centro de la ciudad. El evento iba a tomar lugar en el sector del Santafé, pero llegado el viernes, se recibió noticia del cambio de escenario y la nueva dirección;  al lado de la estación del museo del oro.  El evento estaba anunciado para comenzar a las 2pm.  A las 4 pm, salí afanado de una reunión hacia el evento.  Al acercarme a la esquina, veo un camión de carga. Están descargando equipos para sonido en vivo y veo sentado en las escaleras de la plaza de la Estrella, al público esperando el evento (otros parchan y caminan por ahí).


Han habido contratiempos y todavía no está listo el escenario.  Un amigo que iba a tocar me dice que decidieron no hacerlo.  Miro un rato la escena en la plaza.  Manes con jerseys y sacos de equipos  y grupos de hardcore y nenas con pañoletas esperan el inicio. Es un público joven en su mayoría. Todos parecen conocerse y se joden a puños y patadas. “¿A qué hora crees que comiencen?”  le pregunto a la organizadora.– “Por ahí a las 5”.  Breve.  Vuelvo a la otra reunión y regreso a las 5 pasadas.  Algunas personas van entrando pero varios se mantienen afuera.

 

Casi a las 6, comienza una banda de rap de pelados uniformados en indumentaria de los Yankees (Furia Hardcore Trece).  Aún no hay muchas personas en el público y la mayoría permanece sentada.  Al terminar la presentación de rap, se prepara la primera banda.  Después de unos quince minutos de prueba de sonido, dan inicio al toque.  No sé de hardcore, sin embargo me parece bacana la música de los manes (Cuestión de honor).  Algunos del público se han puesto de pie pero la mayoría permanece sentada.  Hay aplausos pero el frente sigue despejado.  Una nena que acompaña al grupo, canta todas las canciones al lado de la banda.  Una nena del publico irrumpe en el centro de la pista con 10 segundos de mosh individual  (finaliza con patada Jackie Chan).

Le digo al fotógrafo que parece que no le copian mucho a la banda y me dice que ahí la mayoría está para otra vuelta, algo más pesado.

Terminan y después de otros 20 minutos de preparación, entra la siguiente banda: Billy Da Kid.  El cambio de tono se nota de inmediato y se ve que más personas se acercan a la pista.  Poco a poco el mosh se va haciendo más constante y fuerte.  El perímetro para recibir golpes es amplio y aunque ya había ido a conciertos de hardcore, al ser un espacio más pequeño y no atestado de gente, es una experiencia íntima (aunque me mantuve a una distancia “prudente” mis guevas se llevaron su golpe).

Siendo ajeno a la escena, tengo muchas dudas de cómo funciona, lo que es normal y cómo se mantiene.  En especial cuando hay tantos intercambios de golpes y aún más cuando veo una patada voladora directo a la cara de un man que nos hace torcer la jeta a todos y vemos la cara de aguante de dolor del receptor.  Se le para al que le propinó el golpe como diciéndole “que le pasa” pero éste solo se ríe y le da la espalda volviendo a la pista.  Hay unos pequeños brotes de inicios de pelea por otros lados pero ninguno pasa a mayores y se disipan de inmediato.

El concierto sigue y se siente la carga hormonal en el ambiente.  Es la feria del puño y la patada con unas movidas de pura película de Bruce Lee.   Yo me estoy divirtiendo (no tanto como para meterme a recibir un coñazo pero me divierto).  Desde atrás es áspero ver cuando hay un break instrumental y todos en una formación parecida a la de una clase de aeróbicos puñetean como gorilas contra el aire.  Otros convocan a la licuadora en la que corren en círculos boliando golpes.  Unos manes gozan de pararse en contra del sentido de la manada dándoles lo suyo.  Y esto no es sólo de manes, varias nenas ninjas se meten dando patadas de gimnasta, puños y patadas 180.  Una movida particular es la bola de bolos en la que un man se tira de cuerpo entero contra los pies de los que rodean la pista. En una de estas, un man que estaba distraído cae inconsciente en el suelo y lo resucitan con gaseosa en la cabeza.

 

El fotógrafo me dice que aún está suave para lo que ha visto y que algunos de los más pesados ni se han metido.

Las bandas son buenas (en mi ignorancia del tema, vaya uno a saber).  Aunque es poco lo que se entiende, capto que algunos hablan de cosas sociales (otros temas recurrentes parecen ser el orgullo propio, el honor y pararse duro).  El caso es que viendo el ambiente, la carga de violencia es inminente y causa más curiosidad acerca del sentido y las características de la escena (si son consecuentes con un mensaje o no hay mensaje que valga sino para unos, o simplemente vale culo).

Pasan otros dos grupos locales haciendo de banda sonora para esta Ultimate Fighting musical (Caracter, Dura Sentencia).  El ambiente es tenso y emocionante.  La jornada la cierra una banda de Venezuela (Frente de Ira).  Aspera.  Aunque la logística del evento tuvo varias fallas, se pasó una chimba.  Mañana la jornada comienza a las 2 pm.

Es domingo y por la experiencia con la logística de ayer, llegamos alrededor de las 4.  La escena del día anterior se repite.  El concierto no ha comenzado, la puerta está cerrada, hay rumores de algún enredo monetario y me dicen que no se sabe si va a haber concierto.  Saludo a la organizadora y relajada se ríe de la situación.  Nos damos una vuelta por el centro, parchamos en las escaleras, ya son después de las 5 y no han comenzado.  Un man nos dice que por favor vayamos entrando y juiciosos hacemos caso.  Adentro, el sonido no ha sido instalado y hay pocos gatos sentados.  Volvemos a salir pensando para qué nos hacen entrar si nada está listo.  Nos dicen que volvamos por ahí en una hora y nos vamos a dar una vuelta por el centro.

Curiosamente nos topamos con otro evento dominguero “Reggea invaders”.  La espera nos desvió del concierto pero encontramos esta  vuelta inesperada que nos entretuvo un buen rato.  Parchamos ahí hasta las 6 pasadas y volvemos.  Hay un grupo de rap tocando (Opinión Publica).  Entramos pero nos volvemos a salir mientras terminan.  Otra vez a parchar afuera, y cuando se escucha la banda entramos.  En las voces dos manes y una nena con actitud plena (Legado de Honor).  Algunos se mueven en el mosh pero nada como ayer.  Espero recuperar la sensación del día anterior pero aún nada.

Yá está tarde.  La banda termina y otra vez la espera para el siguiente grupo.  Salimos y la espera se alarga.  Es domingo, es tarde y nos aburrimos.  (Curiosamente algo del polo opuesto; pasaron unos asistentes del  evento de Reggea Invaders que parecía que se iban a dar en la jeta entre ellos cerca a la entrada del concierto de hardcore.  A los hardcoreros no les gusta, huelen trampa  y revela la tensión entre estos parches diferentes.  Al final nada pasó y se fueron.) La noche termina para nosotros.  Las fallas de logística nos mandan para la casa.   Aunque el sábado se pasó bueno, la logística definitivamente estuvo floja.  No sabemos cómo terminó el domingo.  No sé porque no hubo más gente (daba la impresión que la gran mayoría de los que estaban eran amigos o integrantes de alguna banda).  Por más interesante que nos pueda parecer el tema, somos ajenos y nuestro reportaje solo puede llegar tan lejos (VOLKETA BUSCA CORRESPONSAL HARDCORE GRACIAS).  La pasamos bacano y la pasamos mal.  Entre todo nos alegra haber ido.  Estamos en nuestros 30s y pertenecemos a una generación diferente, pero estando en este punto vemos la importancia de que las subculturas se mantengan en especial por la manera en que se han diluido con maricadas a través de los años.  Seguiremos buscando parches interesantes, parches que hagan las cosas con guevas y corazón.  Un saludo a todas las bandas que se presentaron, a los organizadores, gracias por la invitación y tenernos en cuenta, a los fotografos de La Sucursal por la chimba de fotos (visiten el link para ver mas fotos) seguiremos reportando hasta una próxima eventualidad.

 

 



4 Comments

  1. Carsal wrote:

    excelente

  2. X sentenciaX wrote:

    la verdad es que ese concierto el domingo estuvo un assco muchas bandas faltaron por tocar por lo cual se iba a generar un problema

  3. joseone wrote:

    genial el post, cuando necesite quien le cubra shows de hardcore con el mayor de los gustos

  4. carlos pidraita rico wrote:

    este tipo de eventos aki siempre a sido un fashion show http://www.youtube.com/watch?v=6i1ruE-t9V0

Deja una Respuesta